Furosemida

Cuestiones de seguridad (Similitud fonética u ortográfica):

furosemida/famotidina/flusemide/furantoína. Seguril/digaril/salidur/rhodogil.

Revisar que la velocidad de infusión sea adecuada.

Descripción: diurético del asa clásico.

Indicaciones:

Exclusivamente para el tratamiento de pacientes con filtración glomerular fuertemente reducida: IR aguda, IR crónica en estadío predialítico, con retención de líquidos e hipertensión, IR terminal, para mantenimiento de la capacidad funcional renal,  síndrome nefrótico que requiera dosis de furosemida > 120mg/día vo.

Posicionamiento terapéutico y consideraciones especiales:

el más experimentado del grupo. Útil en pacientes con filtración glomerular reducida. Se administrará por vía intravenosa únicamente cuando la administración oral no sea posible o no sea efectiva (por ej. absorción intestinal alterada), o bien cuando sea necesario un efecto rápido.

Posología y vías de administración: 

dosis inicial de 20-80mg. Aumentar 20mg (IV) cada 6-8h hasta obtener respuesta.

No administrar la ampolla de 250mg en forma de bolus IV.

La inyección de Lasix también está indicada como terapia complementaria en el edema agudo pulmonar y cerebral donde se desea un inicio intenso y rápido de diuresis. Si la absorción gastrointestinal está alterada o la medicación oral no es práctica por algún motivo, Lasix está indicado por vía intravenosa. El uso parenteral debe reemplazarse con Lasix oral tan pronto como sea práctico.

Sueros y soluciones compatibles: SF, G5%, G10% y Ringer Lactato.

Estabilidad y conservación: en SF es estable durante 7 días y en SG5% durante 24 horas a Tª ambiente. No usar si color amarillento. Se recomienda usar en las primeras 24 horas de su dilución. No refrigerar (puede causar cristalización o precipitación). No mezclar con soluciones ácidas  (pH < 5,5).

Incompatibilidades en Y: caspofungina, fluorquinolonas, tetraciclinas, claritromicina, pentamidina, diazepam,  filgrastim, haloperidol, ondansetron, papaverina, fenitoina, protamina, piridoxina, tiamina, quinidina, rituximab, sulfametoxazol-trimetoprim, urapidil, vancomicina,  verapamilo (Consultar con Servicio Farmacia).

Precauciones:

  • Insuficiencia Renal: a veces se precisa incrementar dosis para obtener respuesta. Riesgo de ototoxicidad en dosis elevadas.
  • Cirrosis hepática: alteraciones rápidas en fluidos/electrolitos pueden precipitar coma/encefalopatía hepática.

Contraindicaciones:

  • Hipersensibilidad a furosemida o cualquier componente de la formulación. Los pacientes alérgicos a sulfonamidas (p. ej. Sulfonilureas o antibióticos del grupo sulfonamidas) pueden mostrar sensibilidad cruzada a furosemida.
  • Pacientes con hipovolemia o deshidratación.
  • Pacientes con insuficiencia renal anúrica que no responda a furosemida.
  • Pacientes con hipopotasemia y/o hiponatremia grave.
  • Pacientes en estado precomatoso y comatoso asociado a encefalopatía hepática.

Interacciones:

EVITAR COMBINACIÓN: hidrato de Cloral

CONSIDERAR MODIFICACIÓN DE LA TERAPIA: amifostina, secuestradores de ácidos biliares, foscarnet, metotrexato, AINEs, obinutuzumab, risperidona, rituximab, fosfato sódico, sucralfato.

MONITORIZAR TERAPIA: IECAs, alfuzosina, aliskiren, alopurinol, aminoglucósidos, opioides, antidiabéticos, antihipertensivos, barbitúricos, Beta-2-agonistas, glucósidos cardiacos, cisplatino, corticoides, ciclosporina, diazóxido, ivabradina, levodopa, litio, IMAO, bloqueantes neuromusculares, pentoxifilina, inhibidores de la 5-fosfodiesterasa, análogos de prostaciclinas, salicilatos, teriflunamida, topiramato.

Reacciones adversas:

– Frecuentes:deshidratación e hipovolemia, hiponatremia, hipocloremia, hipopotasemia; hipotensión, encefalopatía hepática en pacientes con insuficiencia hepatocelular, trastornos de la sangre como hemoconcentración.

– Poco frecuentes o raras: vómitos, diarrea, trastornos auditivos (casos de sordera), hipoproteinemia, prurito, urticaria, reacción de fotosensibilidad, reacciones anafilácticas, parestesias, trombocitopenia.

Monitorización:

Control periódico de los niveles séricos de sodio, potasio y creatinina durante el tratamiento, función renal, presión arterial  y audición.

Sobredosis:

hipovolemia, deshidratación, hemoconcentración, arritmias cardiacas (incluyendo bloqueo A-V y fibrilación ventricular). Los síntomas incluyen hipotensión grave (progresando a shock), insuficiencia renal aguda, trombosis, delirio, parálisis flácida, apatía y confusión.

Tratamiento: No se conoce ningún antídoto específico de la furosemida.  En caso de ingestión está indicado lavado gástrico u otras técnicas destinadas a reducir la absorción (p. Ej. carbón activo). Se deben corregir las alteraciones del equilibrio hidroelectrolítico clínicamente relevantes. Esta corrección puede precisar monitorización médica intensiva y medidas terapéuticas específicas.